Antonio Hidalgo

Spanish Channel

spain-flag-waving-icon-128.png

Los caballos son mamíferos, herbívoros y presas en el reino animal, con lo que siempre deben estar atentos a la llegada de un depredador, siendo su principal forma de supervivencia la huida. Con lo cual ellos por naturaleza son miedosos, pero también son muy curiosos.


Para sentirse más seguros viven en manadas y confían cien por cien en sus compañeros para detectar posibles peligros.
Estos son los puntos en los que nos vamos a centrar para realizar un entrenamiento que nos permita obtener mejores resultados. El instinto de huida y el gregario, de manera que deposite toda la responsabilidad en la persona que está junto a el para detectar posibles peligros a amenazas y que de esa manera pongan su vida en tus manos.


Cuando añadimos a la equitación tradicional nuevos componentes, se obtiene un resultado mucho mejor, el caballo realiza lo que se le está pidiendo con más predisposición, sin oposición y manteniendo mucha más ligereza en sus movimientos.


Muchas veces cuando nos comunicamos con los caballos para pedirles hacer ciertos ejercicios, el jinete realiza una Serie de ayudas para pedir un ejercicio, pero que realmente se contradice, lo que el jinete quiere realizar y lo que el caballo realmente entiende que se le está pidiendo puede a llegar ser muy diferente, con lo que el jinete acaba corrigiendo todo aquello que no quiere que haga el caballo en vez de centrarse en cómo hacer para que el caballo entienda mejor aquello que se le está pidiendo.


Entras en un círculo y empiezas corrigiendo con tu rienda exterior la espalda exterior para que no se vaya hacia afuera y el caballo se mantenga en el círculo, ya que cuando abres la rienda interior el caballo en vez de seguir la abertura de esta rienda interior, desplaza las espaldas al exterior, mantienes la pierna exterior para que la grupa se mantengan el círculo.


Cuando realmente lo que quieres enseñarle al caballo es que cuando tu abres la rienda interior desplace la mano que guía (la mano interior) y la mano que sigue (la mano exterior) en la dirección que se ha realizado la rienda de abertura.


Depende de cómo estemos realizando las ayudas, estamos comunicando todo lo contrario de lo que realmente queremos realizar, bloqueas la espalda, bloqueas la grupa, bloqueas el cuerpo y al final lo que creas es un caballo confundido que acaba encerrándose en sí mismo para poder seguir viviendo ya que en el momento que presenta la más pequeña duda, la respuesta que recibe es un aumento de la presión.


Sí le dedicamos más tiempo a realizar las cosas de una manera que los caballos lo entienden mejor, tendremos una grata sorpresa al ver que los ejercicios los realizan sin ningún tipo de problema, ellos ya saben trotar, galopar, piafar, hacer piruetas… lo que no sabemos realmente es como pedírselo de manera que lo realicen cuando nosotros queremos.


Los caballos igual que las personas generan oposición cuando se ejerce una presión sobre ellos. Si tú lo que le enseñas cuando generas una presión es que el caballo debe realizar la misma presión un poco más en sentido opuesto a la presión generada, esa es la lección. Tiró de la rienda con equivalente a un kilo y aprende que él tiene que tirar con un equivalente a un kilo doscientos entonces yo tiro con un kilo y medio y el caballo con dos kilos y eso es lo que el caballo aprede.


Lo mismo pasa con la pierna, cuando ponemos la puerta interior él se apoya sobre la pierna interior entonces le ponemos más la pierna interior para que el caballo se apoye más sobre esa pierna interior. Todo eso se convierte en la enseñanza, es la lección que le has dado en esa sesión de entrenamiento y lo que el caballo aprende.


Si lo que queremos obtener es un cable ligero que realice los ejercicios de manera precisa y fina, lo mas importante es que desde el principio o desde el momento que te das cuenta, te centres en enseñarle lo que realmente quieres que haga con su cuerpo, en vez de corregir constantemente. Para llegar a ello hay que ser muy consciente, tanto píe a tierra como montado que es lo que el caballo esta entendiendo,para que haya una coherencia entre lo que estamos comunicando lo que queremos comunicar, de manera que aunque el jinete se equivoque y el caballo no realice la maniobra esperada, es la que ha entendido, y nunca debes despreciar lo que te ha ofrecido.

© 2020 Feel of a Horse, LLC